¿Cómo será la vuelta del humano a la Luna?

La misión Artemis se compone de tres submisiones en las que, un consorcio internacional con las principales agencias espaciales del mundo, abrirán paso a una nueva era de exploración lunar, con la mirada puesta en Marte.

That’s one small step for man; one giant leap for mankind, estas fueron las palabras del astronauta estadounidense Neil Armstrong pocos segundos antes de posar su pie sobre la superficie lunar por primera vez en la historia de la humanidad y, hasta ahora, la única.

Una hazaña a partir de la cual se inició una nueva era en la ciencia. Era el primer paso para tomar impulso e iniciar la conquista del espacio, a la búsqueda de vida y de explicaciones a la formación de la Tierra.

Un hombre y una mujer volverán a pasear por el mar de cráteres, emulando a los miembros del Apolo 11. Su objetivo será poner la primera piedra de la base habitada en la que se harán experimentos.

Logo de Artemis. Foto: NASA.

Las agencias espaciales del mundo se han puesto manos a la obra. Principalmente, la NASA y la Agencia Espacial Europa (ESA) han arrancando una misión a largo plazo para llevar a los humanos de vuelta a la superficie lunar antes de finales de 2024, lo que será la culminación del programa Artemis. Pero antes, ¿cómo se está preparando esta misión?

Artemis es una supermisión que engloba una serie de hitos, que se irán superando poco a poco hasta 2024. Con este programa, la NASA llevará a la primera mujer y el próximo hombre en la Luna, utilizando tecnologías innovadoras para explorar más la superficie lunar que nunca, colaborando con sus socios comerciales e internacionales para establecer una exploración sostenible a finales de la década. A partir de ahí, todo lo aprendido se aplicará y se dará el siguiente gran paso para la humanidad: enviar astronautas a Marte.

Retos tecnológicos

Para llevar a cabo esta misión, la NASA se ha propuesto una serie de retos tecnológicos básicos para completar con éxito Artemis.

En primer lugar, hay que asegurar la infraestructura terrestre. Para eso, la NASA está mejorando todas las instalaciones de lanzamiento en el Centro Espacial Kennedy. Esto incluye tener un cohete lo suficientemente potente para llegar a la Luna. El nuevo SLS enviará a los humanos y a la carga a la Luna y más allá. El Sistema de Lanzamiento Espacial está diseñado para ser flexible y evolutivo y es el primer cohete espacial de la agencia desde Saturno V.

La nave espacial que llevará a la tripulación a la órbita lunar será 100% trabajo europeo. Orion también será usada por la tripulación para regresar de forma segura a su hogar en la Tierra. El sistema sido construido para resistir el calor extremo experimentado al volver a entrar en la atmósfera. La ESA ya ha suministrado el primer módulo de servicio europeo que se está conectando al módulo de tripulación de Orion y el segundo módulo se está construyendo en Bremen, Alemania, para su envío el próximo año a EEUU. Además, se ha llegado a un acuerdo para comenzar a construir el tercer módulo de servicio europeo para Orion, que suministrará a los astronautas de todo lo que necesitan para vivir y llegar de manera segura a la órbita lunar, incluyendo aire, agua, electricidad, propulsión, control de temperatura y estabilidad estructural.

Infografía de Orion. Foto: ESA.

El Gateway será un punto clave en la misión. Esta estación cislunar será un puesto avanzado alrededor de la Luna para apoyar la exploración humana y científica en el espacio profundo. Construido con socios comerciales e internacionales, el Gateway será fundamental para la exploración lunar sostenible y servirá como modelo para futuras misiones a Marte.

Por último, y no menos importante, la NASA se está asociando con compañías estadounidenses para construir aterrizadores (landers). Estos sistemas se acoplarán con Orion o el Gateway y llevarán a la tripulación de manera segura a la superficie y de regreso a la órbita lunar.

La misión Artemis-3 está programada para ser lanzada en 2024 y enviará hasta cuatro astronautas a bordo de Orion a una órbita lunar donde la nave espacial atracará en el Gateway (estación cislunar). Desde allí, dos de los astronautas abordarán un módulo de aterrizaje para bajar al polo sur de la Luna.

Let’s go Space!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: